«Descentrando el amor» con Mari Luz Esteban

«Descentrando el amor» con Mari Luz Esteban

Los pasados días 14,15 y 16 de noviembre tuvo lugar en Barcelona el Tercer Congreso Internacional de No Monogamias e Intimidades Contemporáneas. Este congreso me ha servido como un lugar de reflexión y aprendizaje sobre nuevos retos a los que debemos de enfrentarnos como sociedad.

Las ponencias y lxs ponentxs fueron muy diversas y diversos. Se habló de reconstruir el amor, del arte del flirteo en nuestra sociedad, del sentimiento de culpabilidad que acompaña constantemente a las mujeres, etc. Además, también tuve el placer de compartir mesa con Isabel Muntané, con quien pude debatir acerca de las edades de la intimidad.

Me pareció reseñable mostrar en este espacio la Keynote de Mari Luz Esteban: Descentrar el amor. El extrañamiento de la ideología amorosa. En esta ponencia Esteban nos advierte como en la sociedad occidental el amor es visto como sinónimo de pureza y un plus en nuestras vidas. Por eso, Esteban crea lo que denomina Decálogo para extrañar el amor, que se basa en la idea de desplazar el amor del centro de nuestras vidas. Este decálogo pretende cuestionar la ideología amorosa que favorece la subordinación de género. Para ello se necesita convertir la ideología del amor en extraña y resignificar y desconocer el amor tal y como lo conocemos actualmente, y propone las siguientes ideas:

  • Apostatar de la monogamia: la monogamia es una doctrina basada en las jerarquías relacionales.
  • Recuperar y releer la historia de las mujeres solteras: reconocer que existen diversas formas de convivencia y neutralizar los estigmas que recaen sobre las mujeres solteras.
  • Regular el romanticismo: el romanticismo es un instrumento social que constituye desigualdad y se basa actualmente en una cultura amorosa, en una relación pasional y en un momento cultural en contra.
  • El romanticismo como resistencia: en algunas culturas como, por ejemplo, la Pastún, el romanticismo es un acto de lucha y resistencia de las mujeres, para las cuales está prohibido el amor.
  • Ficcionar amores no románticos: ficcionar el amor después del desamor, puesto que el desamor no tiene porqué ser siempre trágico, al contrario, hay amor después del desamor. Hay que huir del sentimentalismo y hablar más de la ficción no romántica del amor.
  • Desnudar el amor, mostrarlo en toda su crudeza.
  • Poner los derechos humanos por delante del amor: Poner por delante la abnegación (sociedad) pero poner antes siempre los derechos humanos.
    Tenemos el ejemplo de la utilización de la maternidad como elemento principal de no resistencia, puesto que se recalca culturalmente que una madre es fundamental para la crianza de sus hijos.
  • Colocar el amor en contextos extraños y reciclarlo: el amor como concepto basura (ha perdido su significado) pero que es necesario reciclar.
  • Reivindicar la intransitividad del amor: Darle la vuelta a la idea de amor como posesión. Poner en cuestión la propiedad amorosa.
  • Pensar y revindicar el “entre” espacios y relaciones: establecer redes de apoyo mutuo que se basen en tres principios: compromiso en red (sobre otros), conciencia de hacer algo alternativo y proyectos de emancipación femenina.

Este decálogo, sin duda, deja lugar a mucha reflexión, pues al final lo que se trata aquí es de deslegitimar el sistema de amor hegemónico que tanto daño ha hecho a las libertades de las mujeres a lo largo de la historia.

Mariluz saca a la palestra temas que deben de ser revisados por el conjunto de la sociedad para crear relaciones más libres y, por ende, sanas. ¿A cuántas de nosotras se nos ha dicho que se nos pasa el arroz? Legitimando la idea de que si eres mujer y mayor de treinta años (por ejemplo) y estás sola, es que hay algo en ti, un comportamiento divino, que no te hace buena merecedora de un hombre que quiera formar una familia contigo y te quedas para vestir santos toda la vida, desaprovechada.

Seguimos viendo el amor como el eje de nuestras vidas, especialmente en las vidas de las mujeres. Por eso es necesario descontextualizar el amor, darle la vuelta a su significado y deslegitimarlo como elemento central de nuestras vivencias. Solo así podremos garantizar la libertad de todas, todos y todes.

3 Comentarios

3 ideas sobre “«Descentrando el amor» con Mari Luz Esteban

  1. Astronautico dice:

    Cómo me gustó esta ponencia. La
    verdad que ella es estupenda.

    1. Noelia T dice:

      Ojalá escucharla más veces!

  2. Eli dice:

    En el punto 6 no es desnudar el amor en toda su pureza, pero su crudeza (y eso cambia
    mucho el significado)

Añade un comentario: