Alexandra Kollontai

Alexandra Kollontai

En la base del matrimonio legal se encuentran dos principios igualmente falsos: la indisolubilidad y la idea de “propiedad”. La moral contemporánea impone al hombre la persecución a cualquier precio de su felicidad; le obliga a descubrir, de una sola vez entre millones de seres, al alma que armonice con la suya propia, a ese segundo “yo” que pueda asegurarle la felicidad en el matrimonio. Con la idea de indisolubilidad, un cambio leal de unión amorosa es considerado por la sociedad actual, como la peor ofensa que pueda serle infringida.

0 Comentarios

Añade un comentario: